Finaliza la obra de mejoramiento de infraestructura vial de la zona Sur de la ciudad de Mérida, que consiste en la modernización de la Av. 50 y la construcción de la 1er ciclovía dentro de la ciudad. La inversión por parte del Ayuntamiento fue de casi $19 millones para beneficia a mas de 50,00 personas que diariamente utilizar esta arteria; una vialidad integral, en la que no sólo se pensó en los automovilistas, sino también en los ciclistas y el peatón.

 La rehabilitación de esta importante arteria se hizo considerando criterios de movilidad urbana, sustentabilidad y de accesibilidad universal, a fin de contar con una infraestructura urbana amable y segura.

 

El presidente de Fundación Plan Estratégico de Yucatán, José Canto Vivas, explicó que tuvo la oportunidad de visitar la calle antes y durante los trabajos realizados, y aseguró que el resultado es satisfactorio, sobre todo porque se siguió el diseño original.

“Estos trabajos ya se requerían y se hicieron en atención a las solicitudes de los vecinos de la zona, quienes utilizan a diario la vía, y es bueno que ahora cuenten con espacios dignos para desplazarse”, destacó.

 Vecinos de la zona afirman que con la construcción de la ciclovía, colocación de señales y con las calles adecuadas ya no correrán riesgos al transitar por esta vialidad, debido a la alta tasa de accidentes en la zona, ya que no solo veneficia a los habitantes de la avenida si no también a los de las comisarias cercanas.

 El alcalde Mauricio Vila Dorsal señaló que con el inicio del 475 aniversario de la ciudad la mejor manera de celebrarlo es entregando obras de calidad que vienen a cambiar no sólo la imagen de la zona, sino que también revitalizarán la actividad comercial.

Ádemás, recordó que la calle 50 Sur tenía más de 30 años de antigüedad y estaba muy deteriorada.

 

Se invirtieron $18.7 millones en la construcción de 3.3 kilómetros de calles, desde la calle 131 de Cinco Colonias hasta el entronque con Periférico; de una ciclovía de 2.7 kilómetros; de 11,388 metros cuadrados de banquetas con rampas para personas con discapacidad, de casi seis kilómetros de guarniciones, y en la instalación de 44 rejillas para drenaje pluvial y 82 postes de alumbrado público, informa un comunicado.

 

Vila Dosal dijo que antes de las obras había mucho desorden en la calle, ya que al carecer de banquetas algunos comercios instalaron sus puestos con mesas y toldos en la vía pública, obstruyendo el paso de los peatones. Pidió el apoyo de los vecinos para que esa situación no se repita.